Carne de ternera y cerdo

Las mejores carnes seleccionadas

Seleccionamos las mejores piezas de carne de ternera ecológica y de cerdo ibérico, ambos productos estrella de la gastronomía cárnica.

La carne de ternera ecológica aporta proteínas de alta calidad. Muy rica en minerales y vitaminas, está especialmente indicada para niños y deportistas. Tiene ácidos grasos insaturados que nuestro organismo no puede fabricar.

La ternera ecológica crece alimentándose de los pastos naturales del medio donde vive. Durante los 6 primeros meses de vida, se alimenta de leche materna. La alimentación de las vacas de cría ecológica se completa con forrajes y granos de cereales ecológicos sin ningún aditivo, que representan el 60% de su alimentación.

La carne de cerdo ibérico es una carne blanca que aporta muchas proteínas de alta calidad biológica y tiene menos grasa de lo que se piensa: unos 9 gramos por cada cien de producto. Es perfecta para niños en época de crecimiento, ya que favorece su crecimiento y desarrollo.

El consumo de carne en nuestra dieta es de gran importancia, ya que sus proteínas y otros nutrientes son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Hierro, zinc, omega 3, selenio y vitaminas B12 y B2 son otras de las aportaciones de la carne en la dieta, que suponen un auténtico combustible para dar energía a grandes y pequeños.

 

El lomo de cerdo ibérico contiene muy poca grasa, estando indicado para mantener la línea y combatir el colesterol.

 

 

La carne de ternera ecológia es una de las más ricas en proteínas de excelente calidad.

 

 

El consumo de carne de cerdo ibérico beneficia el rendimiento físico e intelectual

 

 

La carne fresca de cerdo ibérico actualmente ofrece un 31% menos de grasa que la producida hace 10 años.